En tus vacaciones, apaga el móvil.

¿Ya tienes planificadas tus vacaciones? ¿Vas más estresado de lo normal queriendo dejarlo todo listo para cuando te vayas? No eres el único. Las vacaciones están ya aquí y con ello muchos de nosotros nos planteamos cómo sobrellevar un periodo sin estar atado a las responsabilidades del trabajo.

¿Ya tienes planificadas tus vacaciones? ¿Vas más estresado de lo normal queriendo dejarlo todo listo para cuando te vayas? No eres el único. Las vacaciones están ya aquí y con ello muchos de nosotros nos planteamos cómo sobrellevar un periodo sin estar atado a las responsabilidades del trabajo. Dependiendo de cada uno, esta desconexión nos puede afectar más o menos; sobre todo las mujeres con formación universitaria de entre 24 y 35 años de edad son más susceptibles a este tipo de cambios. Tengamos en cuenta que las personas afrontamos de manera diferente los deberes y las obligaciones. Para aquellos/as que tienen una valoración alta de la responsabilidad y el trabajo, les será más difícil, pero en este artículo proponemos una visión para poder inspirarte y salir airoso de este paréntesis tan necesario en la vida del trabajador. Te vamos a dar unos consejos.

Una pausa es obligatoria y muy necesaria. Un espacio de vacaciones nutre el vínculo con uno mismo, especialmente a la hora de entender cómo poder disfrutar de la vida en general y también de las personas que nos rodean. Las vacaciones normalmente tienen lugar en verano porque es el tiempo de abrirse al exterior y gozar de lo que nos es imposible hacer en otras temporadas. La tradición cultural hizo posible que hoy comprendamos el periodo estival como eso, y esto se debe a que era el tiempo de cosecha. Antiguamente, antes del periodo industrial, cuando se necesitaban muchas personas para la colecta, era imprescindible hacer un parón de otras actividades para hacer algo fundamental: guardar el alimento para el periodo frío. Por esta razón, lo que ahora podríamos adaptar de esta herencia cultural sería cosechar fuerza, renovación y tranquilidad para guardarla hasta los periodos siguientes. ¡Atentos y a cosechar!

Tomemos en cuenta que si no desconectamos bien, es posible que a la vuelta del periodo vacacional las personas se puedan sentir cansadas y no recuperadas, lo que transforma la jornada en pesada y resta atención, creatividad y resolución. Tengamos en cuenta que según un estudio realizado por BQ, una empresa de electrónica local, tan solo el 7 % de los españoles apaga su móvil durante las vacaciones. Aunque suene redundante, al no desconectar el móvil es poco real una desconexión pertinente, por tanto el estrés no se reduce y es muy probable que terminadas las vacaciones nos sintamos más agotados e incapaces de rendir como esperamos. Las vacaciones son, a parte del ocio y el placer, un periodo de descanso para cargar las pilas, un periodo de cosecha, como dije anteriormente, sin el cual tanto empleado como empleador se verán afectados.

En este artículo podemos ver unos cuantos tips que seguro te resultan muy útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Leer más

Terapia familiar para ayudar a superar una depresión

Leer más

¿El lenguaje corporal define quiénes somos?

Leer más