La importancia de cuidar la sexualidad y la pareja

Vivimos en una sociedad tan moderna y a la última en tendencias tecnológicas, en la cual creemos saber manejarlo todo o casi todo. Y se nos olvida un dato importante y muy humano, LA SEXUALIDAD.

La gran mayoría de las personas, qué vacía y mal se siente, porque usa las cosas para deleitar su corazón, en lugar de usar su corazón para disfrutar de las cosas. Lin An, taoísta. Vivimos en una sociedad tan moderna y a la última en tendencias tecnológicas, en la cual creemos saber manejarlo todo o casi todo. Y se nos olvida un dato importante y muy humano,  LA SEXUALIDAD. ¿Qué está pasando con la sexualidad? ¿Sabemos “manejarla” adecuadamente? ¿Nos consideramos seres sexuados plenos? ¿Mantenemos relaciones sexuales satisfactorias?. Es una práctica milenaria castigada y reprimida por la sociedad y las diferentes culturas existentes –unas más que otras- a medida que ha ido avanzando los siglos se han ido creando más tabú y menos conocimiento específico entorno a la sexualidad. Trabajar la sexualidad es un aspecto muy importante para sentirnos y ser personas más completas, más plenas y más felices. Omitir una parte natural del ser humano sería como desposeer a un perro de su cola. Estaríamos frente a un ser “incompleto”. Vivir una sexualidad sana nos aporta beneficios como la disminución de estrés y ansiedad que conlleva a estar mas alejados de estados depresivos, mejora del estado de ánimo, aumenta la facilidad para conciliar el sueño, sirve para el fortalecimiento del suelo pélvico…Mientras mantenemos relaciones sexuales comienza un baile de hormonas en el interior de nuestro organismo;  oxitocina, endorfinas, serotonina, dopamina, adrenalina, estrógenos, progesterona y testosterona. Todas y cada una de ellas trabajando en el equipo de la motivación, el placer, el deseo, los orgasmos y la felicidad. Ser conscientes de nuestro cuerpo sexual, entender nuestra naturaleza sexuada y empatizar con la diversidad de maneras de vivir la sexualidad sin juicios ni estereotipos de géneros, es uno de nuestros principales objetivos como profesionales de la sexualidad. Entendemos la sexualidad no solo como una función reproductiva sino también una vía de comunicación y placer con nuestro propio cuerpo y en relación a la persona que escojamos. Siempre desde el respeto y libre elección. A veces trabajamos la sexualidad de manera individual, en el cual alcanzamos un grado de conciencia y conocimiento sobre nuestros placeres y gustos, a la vez considerar nuestros derechos sexuales. Por otro lado, ¿qué ocurre cuando estamos en pareja?  En ocasiones se nos olvida cuan importante es crecer a nivel sexual dentro de la relación de la pareja. Saber qué tipo de amantes somos, cuál queremos ser (ser una mejor versión), cómo nos relacionamos,  cómo solucionamos los desacuerdos…  Cuidamos la pareja en el compromiso, la intimidad, la amistad, en la pasión y deseo. Sin necesidad de haber conflictos. Por eso enfocamos la terapia no solo como solución de conflictos sino como aprendizaje y crecimiento común. De ahí la importancia de explorar en conjunto y descubrir nuevos espacios. En el caso de haber disfunciones sexuales, o algún problema de menor calibre por una de las partes de la pareja, el otro miembro restante deberá servir de apoyo. Desde el amor, la empatía y el acompañamiento con pautas guiadas por un/a profesional. Para más información sobre lo que puede hacer la terapia sexual, tanto de manera individual como en pareja, te invitamos a leer la información que hemos preparado o a rellenar un formulario de contacto. Nos encantará poder resolver tus dudas y preguntas. Claudia Kösler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las personas Cambian, Claro que Sí

Leer más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Leer más

Terapia familiar para ayudar a superar una depresión

Leer más