Mens sana in corpore sano

Somos lo que comemos y nuestra alimentación puede ayudarnos a tener un mejor o peor estado anímico. ¡Y en especial estas semanas!

Mens sana in corpore sano Somos lo que comemos y nuestra alimentación puede ayudarnos a tener un mejor o peor estado anímico. ¡Y en especial estas semanas! Hablamos con las nutricionista Clara Sánchez-Hidalgo, que comparte con nosotros una rutina de alimentación que nos puede ayudar estos días. ·¿Qué consejo alimentario les darías a todas las personas que viven estos días la cuarentena? Estamos viviendo una situación excepcional que requiere de gran colaboración por parte de la sociedad. Por este motivo, y con el fin de reducir al máximo la modificación de nuestra rutina diaria, necesitamos una buena planificación de los menús semanales. El hecho de planificar, e incluso plasmar en un papel el menú de los próximos días, nos ayudará a evitar salidas innecesarias al supermercado, la compra de productos innecesarios, el desperdicio alimentario con su consiguiente ahorro, y sobretodo, nos ayudará a mantener una dieta sana y equilibrada. Apostemos por alimentos de bajo contenido calórico y gran poder saciante para evitar el aumento inconsciente de peso y para contrarrestar la reducción en la actividad física diaria. Así pues, en nuestros menús priorizaremos las hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos. Igual de importante es mantener una buena hidratación a lo largo del día, ya que es fundamental para ciertos procesos vitales: bebe 1,5L-2L de agua al día, prepárate infusiones, zumos de verduras, y caldos.    ·¿Cuáles son los alimentos no perecederos que nos aportan una mayor cantidad de nutrientes? Un alimento ideal para estos días de cuarentena por su alto contenido en nutrientes son las legumbres: son un alimento de alto contenido en carbohidratos complejos, proteínas de origen vegetal y fibra. Además, es una fuente importante de hierro, importante para el transporte de oxígeno a todas las células de nuestro organismo. Es un tipo de alimento, además, que podemos preparar como plato único, que no requerirá añadir proteína animal. Mejora la salud cardíaca, ayuda a controlar el peso, reduce el colesterol, disminuye la presión arterial… ¡Un sinfín de beneficios! ·¿Comemos más cuando estamos encerrados? ¿Por qué? ¿Cómo podemos evitarlo? En general solemos comer más cuando cambiamos nuestra rutina diaria: vacaciones, fin de semana…. Y Covid-19. Los seres humanos somos animales de costumbres, cada uno de nosotros nos organizamos nuestro día a día según nuestros horarios, y ahora estamos en un momento en el que esta rutina ha saltado por los aires. El hecho de estar las 24 horas del día en casa, con fácil acceso a la cocina, hace que cometamos pequeños asaltos a la nevera en más ocasiones de lo que haríamos en un día corriente de trabajo. Además, este confinamiento en la mayoría de casos va acompañado de un alto nivel de estrés y ansiedad, lo que provoca una mayor ingesta de alimentos, en muchos casos, de alto contenido calórico y bajo contenido nutricional. Para evitar estas situaciones deberemos intentar en la medida de lo posible mantener unos horarios de comida ajustados a la actividad de cada familia. Es muy recomendable mantener dichos horarios en el desayuno, comida y cena, evitando picar entre horas. Si fuese necesario, se puede prever también dentro de estos horarios pequeñas ingestas a media mañana y media tarde, pero ¡ojo con lo que comemos entre horas! Un buen tentempié podría ser: fruta fresca, lácteo, frutos secos, infusiones, etc. Además, tendremos que mantener un mínimo de actividad física en la medida de nuestras posibilidades: en internet encontrarás multitud de propuestas de todo tipo de ejercicios. ·Alimentos PROHIBIDOS O NO RECOMENDADOS durante el confinamiento Tal y como he comentado anteriormente, debemos evitar los alimentos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional, no solo durante el confinamiento, sino en nuestro día a día. Por lo tanto evitaremos alimentos procesados dulces (bollería, galletas) y salados (pizzas, frutos secos preparados, croquetas, embutidos), bebidas azucaradas y alcohólicas. Aprovechemos estos tiempos para aprender recetas saludables, mejorar nuestra dieta, crear una rutina y activar nuestros organismos. ·Consejos prácticos Como resumen de lo dicho anteriormente, como nutricionistas aconsejamos: -        Planificar el menú semanal: realiza tu lista de la compra en base a este menú. -        Mantener horarios de comidas. -        Buena hidratación. -        Actividad física. -          Si conseguimos una buena combinación entre alimentación, hidratación y actividad física nos ayudará a acabar el confinamiento con un buen estado de salud (físico y mental). ·Una receta fácil y rápida para repetir durante estas semanas Cualquier hortaliza hervida, en cualquier formato. ¡Lo que más te guste! Hierve la hortaliza que más te apetezca y guste con caldo de pollo hecho por ti. ¿Qué hortaliza te gusta más? ¡Tienes muchas opciones! Judías verdes, espinacas, acelgas, coliflor, zanahoria, brócoli, calabacín, etc. ¿Cómo te gusta más? Hervida con un poco de aceite, sal y pimienta negra, en crema, salteada con cebolla, como ensalada, etc. La verdura, además de ser un alimento rico en fibra y de bajo aporte calórico y alto valor nutricional, se puede servir de muchas maneras, por lo que es un plato que puedes hacer cada día sin llegar a aburrirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las personas Cambian, Claro que Sí

Leer más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Leer más

Terapia familiar para ayudar a superar una depresión

Leer más