¿Qué sucede en la pareja cuando uno de los miembros tiene ansiedad o depresión?

En el curso de una relación de pareja se viven desafíos, los cuales a veces vienen determinados por el ciclo vital y en otras ocasiones llegan de una forma imprevista.

En nuestro contexto cultural, las parejas se construyen a partir de una vinculación afectiva de carácter genuino y voluntario. Sin embargo, en el curso de una relación de pareja se viven desafíos, los cuales a veces vienen determinados por el ciclo vital y en otras ocasiones llegan de una forma imprevista.  La existencia de un trastorno de ansiedad o de depresión en un miembro de la pareja tiene un impacto en las dos personas y en algunas ocasiones puede originar una crisis. Estas crisis pueden vivirse como una oportunidad a partir de la cual se realizan cambios (como un proceso madurativo o el desarrollo de un vínculo) pero también pueden tener un efecto de alejamiento. La falta de entendimiento puede deteriorar a la relación de pareja. Los principales síntomas son un elevado nivel de dolor emocional, la inseguridad, sensaciones de culpabilidad y de miedo, irritabilidad, autocensura, bajo estado de ánimo (en ocasiones muy pesimista) y la preocupación excesiva e irracional. Algunas consecuencias que se observan en las parejas en las que uno de sus miembros presenta esta sintomatología son: las falsas expectativas hacia el otro, las discusiones constantes, las recriminaciones, el rencor y el distanciamiento. Por lo tanto, como se puede entender, el paciente identificado presenta un elevado nivel de afecto negativo que indudablemente repercute en la pareja y también requiere de ésta un proceso de adaptación. A modo de ejemplo, la pareja de la persona con un trastorno obsesivo-compulsivo debe de habituarse a convivir con rituales que producen la seguridad ficticia en el otro miembro e incluso dejar de realizar determinadas actividades que anteriormente compartía con la pareja.

¿Cómo puede ayudar trabajar con terapia de pareja?

El propósito primordial en toda Terapia de Pareja es que los miembros recuperen el afecto, retomen la iniciativa de realizar actividades unidos, mantengan una relación agradable, comunicativa y tengan relaciones íntimas satisfactorias. En definitiva, todo aquello que Alicia Moreno (2018) describe como “una relación única e irrepetible”. La modalidad habitual usada por los profesionales al detectar un trastorno emocional en uno de los cónyuges es la terapia individual, estructura que consiste en trabajar exclusivamente con el paciente identificado. No obstante, la pareja representa la figura de apego fundamental de la edad adulta y puede ser muy útil en el tratamiento. Además, nos apoyamos en investigaciones que indican que hay un vínculo entre los síntomas depresivos y/o ansiosos con la dinámica relacional de los cónyuges.   La Terapia Sistémica Familiar entiende que los dos miembros que conforman la pareja están incluidos en el tratamiento. Incluir a la pareja en este formato de intervención obtiene resultados eficaces en la terapia en relación a los siguientes beneficios:
  • Disminuir la sintomatología depresiva/ansiosa en el paciente identificado
  • Esclarecer los conceptos vinculantes de los síntomas y las complicaciones de relación
  • Mantener el sistema de soporte familiar y de amistades
  • Promover cambios positivos y soluciones para corregir el conflicto
  • Redefinir los roles en la pareja (salvador-salvado), fomentar una relación saludable y satisfactoria para ambos
Y para finalizar, cabe citar a Kirshembaum (1999) y su definición de la esencia que surge en la conexión de dos personas: “el alma de la relación de la pareja exitosa es que las dos personas saben que pueden influirse la una a la otra, sobre todo en las cosas realmente importantes”.  Cristina Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las personas Cambian, Claro que Sí

Leer más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Leer más

Terapia familiar para ayudar a superar una depresión

Leer más