Unidad infanto juvenil

Servicio infanto juvenil

4 a 12 años de edad

1

Evaluación conjunta de la parte individual y familiar del niño

Se hace una evaluación conjunta con el niño y los progenitores para situarnos en la problemática. Y diferenciar aspectos individuales y/o familiares del problema.

2

Se evalúan el grado de la problemática tanto en la familia como en el niño y se analiza la correlación entre los recursos de la familia y el niño

Se plantea una terapia a la medida de la familia y el niño. Se establece el acuerdo terapéutico.

3

Abordaje personalizado

Se especifican objetivos generales y específicos a trabajar. 1 a 3 sesiones una vez a la semana. Luego cada 15 días.

Reserva tu cita ahora

Para jóvenes de 13 en adelante ver, servicio para adolescentes

El servicio de atención infanto-juvenil pone el foco en los pequeños del grupo familiar. Sin embargo, ofrecemos una mirada completa al mundo relacional del niño. ¿Que quiere decir esto? Nosotros entendemos que el desarrollo de un niño está muy vinculado a su entorno, y no podemos obviar su mundo relacional si queremos que cambien ciertos aspectos difíciles que se pueden presentar en algún momento del crecimiento.

Para jóvenes de 13 en adelante ver, servicio para adolescentes
Para jóvenes de 13 en adelante ver, servicio para adolescentes

Por eso, nuestro equipo está conformado por profesionales que ponen la lupa en los dos mundos del niño, el del niño y sus aspectos individuales y el relacional en la mirada de los padres y su entorno educativo. Tanto psicopedagogos como terapeutas familiares hacen esta primera valoración para tomarlo en cuenta y hacer el abordaje a medida de lo que necesita el niño y su entorno natural de apoyo. Así mismo nos coordinamos con la institución educativa si hiciese falta para coordinar los otros aspectos pedagógicos.

Situaciones que advierten necesidad de un abordaje de este servicio

  • Problemas de conducta (colegio o en casa).
  • Suspensos y reducción del rendimiento escolar.
  • Problemas de desafío a la autoridad.
  • Malestar general en la familia por conductas indeseadas.
  • Cambios de humor y falta de control de impulsos.
  • Problemas con la relación con sus compañeros.
  • Falta de motivación al estudio.
  • Nacimiento de un nuevo miembro en la familia.
  • Tics nerviosos.
  • Frecuentes despistes.
  • Dificultad en seguir las normas.
  • Enuresis y ecopresis.
  • Conductas de riesgo.
  • Aislamiento.
  • Aburrimiento permanente.
  • Acoso escolar.

¿Quieres pedir hora o que nos pongamos en contacto contigo?

Introduce tus datos aquí y en seguida un profesional se pondrá en contacto para ayudarte.