Hablemos del Mindfulness

Mindfulness es una manera de vivir. Conlleva la práctica de la meditación, sí, pero va más allá. Es un proceso que nos enseña cómo ser dueño de nuestro propio cuerpo y mente.

¿De dónde viene el Mindfulness?

La práctica de Mindfulness, llamada así, fue desarrollada por Jon Kabat-Zinn. Jon es una especialista en biología molecular, que se había interesado en la interacción entre mente y cuerpo. A través de esta curiosidad, empezó una extensa investigación sobre la interacción de cuerpo y mente en relación al proceso de curación, tanto física como emocional. Así llegó a llevar la meditación que proviene de los monjes budistas al mundo occidental, aplicándolo a cualquier situación y a cualquier persona. Jon es el fundador de un Centro de Mindfulness en Medicina y de una Clínica de Reducción de estrés en Massachusets.  

¿Qué es entonces el Mindfulness?

Mindfulness es una manera de vivir. Conlleva la práctica de la meditación, sí; pero va más allá. Es un proceso que nos enseña cómo ser dueño de nuestro propio cuerpo y mente. Realmente es algo que nadie nos enseña en ningún momento de nuestra vida. Es una manera de ser consciente de nuestros pensamientos, nuestras emociones, de nuestros sentidos. Teniendo esta consciencia podemos elegir donde dirigir nuestra atención, plenamente, y no simplemente dejarnos llevar por donde decida ir nuestra mente. Desarrollando esta práctica significa que:
  • Nos damos cuenta de todos los pensamientos que pasan por nuestra cabeza, no nos fijamos solo en uno, 
  • Exploramos nuestras emociones y lo que nos causan físicamente y mentalmente, 
  • Prestamos atención en lo que pasa en nuestro alrededor: los sonidos, las imágenes, el tacto de las cosas…no nos acostumbramos al ambiente, sino que estamos más presentes.  

¿Cómo nos puede beneficiar?

Estando más presente, el Mindfulness conlleva prestar atención tanto a lo agradable como a lo desagradable. Mindfulness no es fijarse solo en lo bueno y lo bonito, sino aumentar la consciencia de todo. A través de este proceso aprendemos a explorar lo que está presente, sea eso lo que sea, y así le damos la atención que necesita para luego permitir que se vaya. No evitamos, porque así aumentamos nuestro sufrimiento. Afrontamos el problema para después poder aliviarnos de ello.  De esta manera:
  • Aumentamos nuestro bienestar general
  • Calmamos y relajamos los niveles de estrés
  • Nuestros pensamientos positivos incrementan
  • Mejoramos la actividad de nuestro sistema inmunitario
  • Aumentamos nuestra capacidad de perspectiva
  • Evitamos enfermedades físicas y mentales
  • Mejoramos nuestro rendimiento, académico y/o laboral
  • Nos hacemos mejores personas
El Mindfulness es para todas las edades. ¡Tanto niños como personas que tiene 100 años! No importa. Es como si fuera una manera de pensar. Todo el mundo piensa en cada momento de su vida.  Se puede aplicar tanto a nivel personal, como en empresas, colegios, hospitales, centros de salud mental etc. 

Realmente te puede cambiar la vida. 

¿Qué os ofrecemos?

Os ofrecemos un curso completo de Mindfulness de 8 semanas de duración, para enseñaros esta manera de vivir con atención plena. Queremos daros herramientas para poder lograr manejar mejor vuestra mente con el objetivo final siendo de aumentar vuestro bienestar y por lo tanto vivir una vida más relajada y más satisfactoria. En este enlace podéis ver más detalles sobre el contenido del curso, quién lo imparte e información sobre la inscripción. Aquí comparto con vosotros unos vídeos que os pueden interesar si queréis informaros más: Los 6 beneficios más importantes de Mindfulness TedxSantCugat – Mindfulness: The art of living consciously (Andres Martin) Daphne Christofides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

Leer más

Terapia familiar para ayudar a superar una depresión

Leer más

¿El lenguaje corporal define quiénes somos?

Leer más